Confianza o Certificado: ¿qué buscan los eventos sostenibles?

Eventos Sostenibles - Sostenibilidad a Medida

Cada vez está más claro que en este 2012 no sólo se está hablando de eventos sostenibles, sino que también se hace acerca de como avalar que efectivamente estos eventos se han desarrollado conforme al cumplimiento de una serie de requisitos de sostenibilidad es decir, de los certificados de eventos sostenibles. Ahora el reto está el determinar cuales son esos requisitos y establecer los procedimientos necesarios para demostrar su cumplimiento.

Los recientemente finalizados JJOO de Londres 2012 marcarán un hito, de entrada han sido la razón para el desarrollo de una normativa de la familia ISO para la certificación de organizadores de eventos mas sostenibles y van a marcar una de las rutas previstas, la ya conocida de la certificación a través de la norma ISO 20121.

Sin embargo, y pese a la poderosa tendencia lograda por la familia de las normas ISO, la industria de los eventos, pensando en el desarrollo de eventos mas sostenibles como un potencial mercado que revitalice el sector, está apostando por mecanismos propios para poder avalar la organización de eventos sostenibles, un ejemplo es el desarrollado por FAMAB, la asociación alemana de organizadores de eventos.

División de opiniones las ha habido y las habrá, pero a nuestro juicio al menos durante un tiempo no se impondrá una tendencia sobre la otra. Quizás a medio plazo se imponga una solución intermedia que tome lo mejor de ambas y supere las dudas que estos modelos generan, pero para ello se ha de lograr un crecimiento y una madurez aparejada al mismo dentro del sector de la industria de los eventos sostenibles que al menos en España aún está prácticamente en pañales.

El modelo ISO. Un certificado como organizador de eventos sostenibles

De la mano de las archiconocidas ISO 9000 e ISO 14001 la familia de las  normas ISO se basa en la certificación de unos determinados modelos de gestión por parte de las organizaciones, en este caso, un modelo de gestión orientado al desarrollo de eventos sostenibles. Para ello aborda todos los procesos e integrantes de la organizadora que están vinculados al  desarrollo de los eventos y determina diferentes requisitos que se han de planificar y poner en práctica, entendiendo así que el evento resultante puede considerarse sostenible.

Pero no queda sólo aquí, se han de documentar buena parte de los procesos que pone en marcha un organizador de eventos a la hora de realizarlos y controlarlos a través de indicadores clave, se han de recopilar evidencias del cumplimiento de los diferentes requisitos de sostenibilidad establecidos y medir el desempeño de los indicadores y se han de planificar escenarios de mejora a través de objetivos, y tras lograr poner en marcha todo este sistema, resta que el mismo sea auditado por una organización externa acreditada que será la que determinará si otorga o no el certificado que avala el cumplimiento de los requisitos en la norma ISO 20121.

El sistema FAMAB. La confianza en el organizador de eventos mas sostenibles

La metodología desarrollada por FAMAB difiere bastante de la anterior. Contempla una serie de requisitos, centrados casi en su totalidad en los aspectos ambientales vinculados a la ejecución del evento, pero en este caso confía casi plenamente en el buen hacer del organizador de eventos. Este ha de completar un cuestionario explicando como aborda cada una de las cuestiones relacionadas con movilidad, consumo de energía o huella de carbono, entre otras, así como los principales indicadores de mejora para los próximos dos años, y ha de acompañarlo de diferentes evidencias de cumplimiento. Si supera el mínimo de puntuación exigida en cada uno de los requisitos, obtiene un certificado con una validez de dos años.

Lejos de someterle a exhaustivas auditorias y a analizar con detalle los documentos, FAMAB deja en manos del organizador el diseño de soluciones aplicables a los eventos sostenibles para asegurar su sostenibilidad y confía en el mismo para llevarlas a cabo. Es la principal diferencia, la filosofía de la que parte, y es que para qué querría alguien poner por escrito algo que no piensa hacer y pagar porque se lo avalen, confían que aquel que prepara y obtiene su aval, es porque luego lleva a la práctica sus compromisos. Una mentalidad muy centroeuropea pero que a buen seguro dejaría grandes resquicios a la pillería latina, de ahí los recelos de este sistema entre el sector en España.

¿Qué demanda la industria de los eventos al respecto de la sostenibilidad?

Ciertamente no lo tiene demasiado claro, al menos en España. El sector valora la necesidad de certificados que avalen si se hace un adecuado comportamiento en torno a los denominados eventos sostenibles, pero huye de exigentes sistemas que acaban siendo una enorme complicación para poder mantener su cumplimiento. En definitiva, se mantienen a medio camino entre ambos sistemas pero con un añadido, desearían que hubiera además un certificado para el evento en sí, independiente de los reconocimientos que pueda tener la entidad organizadora.

De entre ambos sistemas ven con satisfacción que el modelo FAMAB sea más fácil de obtener, y sobre todo más barato, si bien reconocen que no permite diferenciar entre los organizadores de eventos que apuestan por la sostenibilidad de una manera consciente y se esfuerzan por trasladarla a su estructura de trabajo y sus eventos sostenibles, frente a otros organizadores que sólo buscan el certificado por razones de mercado y no van a aplicar los requerimientos de una manera consciente y voluntaria. Sobre todo no parece que convenza que el certificado FAMAB se obtenga en base a una serie de declaraciones que hace el propio interesado, sin que haya una entidad que verifique que esas medidas se hacen realidad y se llevan a la práctica en un evento sostenible (aunque dicha verificación existe, si bien es voluntaria y supone un coste adicional), que consideran que sería lo que separaría a las empresas excelentes y verdaderamente comprometidas del resto.

A favor del sistema ISO juega el hecho de ser una familia de normas certificables de reconocido prestigio mundial que establecen unos niveles de exigencia que las hacen sólo accesibles a aquellas organizaciones que tengan un desempeño más que adecuado, si bien los costes de planificación, implantación y certificación son bastante más elevados que en el caso de FAMAB.

En resumen, poco a poco parece que llega a España la certificación de eventos sostenibles, si bien no queda aún claro que modelo será el que se imponga, si el de las normativas ISO, si el modelo de la industria alemana desarrollado por FAMAB que debería ser institucionalizado por alguna entidad o si un tercero o cuarto que tome partes de ambos. Lo que si parece claro es que la industria de los eventos en España ya se plantea la certificación, bien del evento en sí, bien de la entidad organizadora, como una de las vías de recuperación del sector de la mano del impulso a eventos mas sostenibles. Nos haremos eco de los avances en el sector de la sostenibilidad para eventos.

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad

¿Quieres crear eventos donde la sostenibilidad tenga protagonismo? Podemos ayudarte a lograrlo, somos el blog de la empresa social SOSTENIBILIDAD A MEDIDA

sostenibilidad a medida, sostenibilidad,

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE