Economía circular y la agricultura intensiva de Almería: el borrador de la EEEC

Economía Circular - Ejes Estrategia Española

Cuando apenas termina el plazo para la presentación de aportaciones a la Estrategia Española de Economía Circular, no nos resistimos a darle un repaso para intentar llevar las propuestas que la conforman a ámbitos o sectores concretos.

Y ya que las cuestiones relacionadas con la sostenibilidad aplicada a la actividad agrícola de Almería  han tenido un importante protagonismo, por qué no abordar cuales son las propuestas de esta Estrategia Española de Economía Circular que mas impacto pueden tener sobre la misma.

Estructura de la EEEC

En primer lugar, simplemente atendiendo a la estructura de la estrategia es evidente que la misma aborda aspectos de una enorme importancia en la actividad agrícola. Los cinco ejes sobre los que se articula son:

  • Actividades de Producción
  • Actividades de Consumo
  • Gestión de residuos
  • Uso de Materias primas secundarias
  • Reutilización del agua

Y por otro lado, la Agroalimentación es uno de los sectores prioritarios para los que se plantean medidas concretas. Por tanto, es fácil empezar a a ver que su futura implantación va a requerir la implicación del sector agrícola de Almería, dada su relevancia dentro de la agroindustria española y de qué forma va a contribuir a concretar su modelo de sostenibilidad. Pero veámoslo en concreto dentro de cada uno de estos ejes.

Economía Circular - Ejes Estrategia Española

Producción, diseño y consumo en la industria agroalimentaria

Principalmente el objetivo es hacer mas sostenibles los modelos de producción y para ello las herramientas de Ecodiseño tienen un papel determinante, también en la industria agroalimentaria y aplicado a mucho mas que los envases, hace meses ya hablábamos de ejemplos de iniciativas que quieren ecodiseñar alimentos. Junto a esto, se señala la oportunidad de usar ecoetiquetas o certificados, algo que se va a fomentar, para contribuir a su extensión dentro de la industria. En concreto, la propuesta 9 se refiere a la necesidad de impulsar la sostenibilidad en la actividad agroalimentaria, y se refiere a modelos como eSIAB, el Decálogo de Sostenibilidad Integral de la industria Agroalimentaria y la RedSOSTAL como modelos e iniciativas que pueden canalizar este impulso.

Adicionalmente, la propuesta 10 habla de fomentar el apoyo a la producción ecológica, algo que también tiene una gran importancia en la agricultura bajo plástico de Almería.

Quizás es la propuesta 15 la que puede suponer un mayor reto para la industria agroalimentaria, que busca implementar la estrategia “Mas alimento, menos desperdicio” para 2020. Mientras que en la parte de diseño y producción el esfuerzo cae del lado de las empresas que ponen en el mercado los productos, en este caso hortofrutícolas, en esta medida entra en juego también el sector de distribución e incluso el rol de consumidor, puesto que el desperdicio alimentario se da a lo largo de toda la cadena de suministro y hay que abordarlo con un enfoque amplio.

Tal es el reto que, dentro de las medidas de comunicación y sensibilización, la medida 53 se centra en el fomento de un modelo de consumo mas responsable, algo que supone repensar algunos planteamientos que hasta ahora ha tenido este sector, donde la ausencia de penalizaciones por desperdicio alimentario ha lastrado la búsqueda de mayor eficacia a lo largo de la cadena de producción y distribución, si hasta ahora el interés lo marcaba lo económico, ahora parece que empezarán a entrar en juego otras cuestiones de tipo ambiental.

Huella de Carbono Agricultura Almería

Residuos y mercados de materias primas secundarias

En el caso de residuos, las medidas recogidas en el Paquete de medidas sobre Economía Circular de la UE ya marcan una hoja de ruta bastante clara. El propio documento de la EEEC lo dice muy claro, en España gestionamos los residuos de una forma muy poco sostenible, reutilizamos y reciclamos por debajo de la media de la UE y es necesario que se logren importantes mejoras. Por ello se plantean reformas de la legislación para impulsar tanto la reutilización y el reciclado, como para evitar el vertido de residuos. Precisamente es en torno al vertido de residuos orgánicos donde se produce un importante impacto en forma de emisiones de Gases de Efecto Invernadero, motivo por el cual habrá que favorecer su aprovechamiento.

Y es aquí donde entra la segunda parte, el mercado de materias primas secundarias. De poco sirve fomentar el reciclado si no hay un mercado real de materias primas recuperadas, un mercado que además del innegable valor desde un punto de vista ambiental, y según se implemente también social, también tiene que aportar valor desde lo económico. Y es donde pone debe poner el foco esta estrategia.

En uno de nuestros artículos ya abordamos una parte de esta problemática de los envases en el sector hortofrutícola, quizás por eso posiblemente sea uno de los ámbitos en el que se señalan medidas directamente relacionadas con la actividad hortofrutícola, y es que la medida 31 señala la necesidad de incrementar el actual 29% de alimentación animal que proviene de reaprovechamiento de desechos del sector agroalimentario, partiendo de la simple declaración de la condición de residuo, una cuestión legal. Pero también se señalan aspectos (medida 37) relativos a la mayor incorporación de restos vegetales en la composición de fertilizantes. Ambas cuestiones son también abordadas, si cabe con mayor profundidad, en la Estrategia Andaluza de Bioeconomía, por lo que parece que bien por un flanco o por otro (esperemos que ambos coordinadamente) va a ser un aspecto muy a tener en cuenta.

Un elemento importante viene para el caso de los envases elaborados a partir de materiales reciclados que vayan a estar en contacto con alimentos, hasta ahora priman los criterios de seguridad alimentaria, posiblemente por eso cuesta encontrar ejemplos, sin embargo la medida 35 señala la necesidad de una revisión reglamentaria que revise las condiciones actuales. De nuevo este puede ser un ejemplo de aporte de valor para los procesos de recuperación de los envases usados actualmente en la industria hortofrutícola, que contribuya a eliminar aquellos de un solo uso, fomentando así su recuperación y contribuyendo a reducir la cantidad de residuos que acaban en vertedero, algo que además puede tener vínculos con las medidas antes señaladas en torno al modelo de consumo.

Reutilización del agua

Curiosamente, cuando se habla de Economía Circular, incluso en un sector como es el agrícola en el que el recurso agua es tan determinante, las primeras y principales cuestiones que se lanzan tienen relación con el ámbito de los residuos. Sin embargo, la reutilización del agua tiene un protagonismo mas que evidente dentro de la Estrategia Española de Economía Circular, no sólo por ser un eje articulado en torno a importantes medidas, sino por representar el 57% las inversiones previstas en este documento. Y el objetivo es claro, erradicar la actual infrautilización de aguas residuales depuradas, para lo que las medidas 38 a 42 reúnen medidas de tipo legal, de investigación, de tipo técnico e incluso en materia de inversiones para cambiar este panorama y hacerlo de manera segura.

No descubrimos nada, el importante déficit hídrico que tiene la provincia de Almería y que está muy relacionado con la actividad agrícola mira desde hace años a las aguas depuradas como una solución, de hecho incluso los números salen, sin embargo son restricciones de tipo reglamentario, falta de infraestructuras de depuración y prejuicios dentro del sector y los mercados los que hacen que no se abogue de una vez por esta solución. Pero puede que la Estrategia Española de Economía Circular sea la forma de lograrlo, y para ello a las medidas ya señaladas incorpora, dentro de las acciones de comunicación y sensibilización, iniciativas para la sensibilización de regantes sobre la idoneidad del uso de aguas depuradas y plantea extender estas iniciativas también a los potenciales mercados de exportación.

agua virtual, eventos sostenibles, sostenibilidad urbana

Como otros muchos sectores económicos y productivos, la agricultura intensiva de Almería mira de reojo a la Economía Circular sin acabar de encontrar ejemplos o modelos concretos que representen los retos que tiene que abordar el sector y por tanto les marque una hoja de ruta concreta. Sin llegar a ser algo tan conciso, esta Estrategia Española de Economía Circular si que marca al menos unos ámbitos por los que empezar y unas medidas con las que iniciar el recorrido. Se trata de medidas que deben impulsarse desde la administración, pero sin duda sirven de orientación a los sectores productivos y especialmente a las empresas para empezar a prepararse ante los cambios que van a llegar.

Y desde nuestra óptica, suponen que de una vez la sostenibilidad debe encontrarse con los negocios y empezar a ir de la mano, la sostenibilidad tiene por delante el reto de aportar valor y ser rentable.

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad

Blog corporativo de Sostenibilidad a Medida, empresa social de constructoría de sostenibilidad

sostenibilidad a medida, sostenibilidad,

1 Comentario

  1. Valentina14/04/2018 en 2:12

    Desde hace años la agricultura ha dejado de ser una labor artesanal para convertirse en una actividad global en la que deben convivir la sostenibilidad económica, la medioambiental y la social. En los países desarrollados está cada vez más extendido el uso de soluciones tecnológicas para lograr una agricultura sostenible que lleve a la máxima eficiencia en el uso de recursos naturales (agua, suelo, energía, fertilizantes) y que, además, ofrezca un ahorro de costes.

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE