Sostenibilidad en festivales: ¿empezamos a dar la lata?

C2C, sostenibilidad rentable, sostenibilidad a medida

No, ni mucho menos se trata de empezar a hablar de la próxima temporada de festivales (de la que empiezan a conocerse algunos detalles) cargando contra ellos porque supongan un impacto en la sostenibilidad, sino de mostrar una tendencia que poco a poco se consolida y está ayudando a que la imagen (sobre todo la mala imagen que se daba a los festivales y que hace que sean uno de los tipos de eventos donde más se demanda que se apliquen medidas de sostenibilidad) de los grandes conciertos al aire libre vaya cambiando, y todo viene de la mano de diferentes iniciativas que persiguen que se recojan y gestionen adecuadamente los residuos generados durante la celebración de los festivales.

No es algo nuevo, pero sí que poco a poco deja de ser anecdótico para empezar a ser la norma, ya incluso hemos mostrado algunos ejemplos y llama la atención por ejemplo que incluso hay estudios al respecto, como que preparó A Greener Festival en torno a las preferencias de los asistentes a los festivales que en casi un 90% se muestran preocupados por la gestión de residuos, o el que recientemente ha preparado Scott Andrew Pringle, en el que los asistentes a festivales en el Reino Unido demandan que los festivales unifiquen los sistemas de gestión de residuos, pues indican que la disparidad de mecanismos genera confusión.

Un primer ejemplo del interés que el mundo de la música empieza a tener y cómo ven los festivales como lugares clave, fue la campaña desarrollada por Arturo Paniagua con SIGRE llamada CAMBIA CON SIGRE y donde utilizada la música como vehículo para cambiar el mundo, en este caso, a través de mejores hábitos en el reciclaje. Para ello buscaron canciones con mensaje capaz de cambiar el mundo, que ha derivado en toda una playlist en Spotify y cuyos ganadores lograron dos abonos para el festival ecológico Ecopop 2013, que se celebró en agosto en Candeleda (Ávila).

Dado que hablábamos al principio del artículo del comienzo de la temporada de festivales, precisamente SOS 4.8. ha sido otro lugar donde este 2014 ha habido una iniciativa vinculada a la mejora de la gestión de los residuos, en este caso los envases de vidrio de la mano de ECOVIDRIO, donde se han buscado voluntarios que colaboren en la labor de difusión del proyecto a cambio, como no podía ser de otra manera, de disfrutar de una forma diferente del SOS 4.8.

Y como ejemplo a seguir, un proyecto desarrollado en Reino Unido denominado Every Can Counts y que cuenta con una amplia participación en festivales de música y otros eventos, donde puede verse cómo se consigue implicar a los asistentes en la limpieza del recinto y el reciclado de las latas de bebidas consumidas, con incentivos como sorteos y otros regalos directos. Un ejemplo es el de V Festival que podéis ver en este video.

Y viendo que la iniciativa de ECOVIDRIO va en esta línea ¿llegarán estas iniciativas a ser habituales en cualquier festival de música en España y yendo más allá en cualquier gran evento?

Seguiremos impulsando este necesario cambio en favor de una mayor cultura de sostenibilidad en los eventos.

 

Artículo publicado originalmente por Juanjo Amate en MUWOM

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad

Blog de la empresa social SOSTENIBILIDAD A MEDIDA

RSC, sostenibilidad, empresa social, social enterprise

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE