Sostenibilidad para Dummies: ¿Economía Verde o Economía Azul?

Economía Azul, Economía Verde, Sostenibilidad, Sostenibilidad a Medida

Se ha abierto un interesante debate en torno a los conceptos de Economía Verde y Economía Azul que en las últimas semanas está aportando numerosa información sobre ambos conceptos y si uno u otro, o una combinación de ambos, pueden suponer una buena alternativa como solución de salida de la actual crisis económica, social y ambiental.

Desde nuestro punto de vista hay varios aspectos a abordar en torno a la Economía Verde y la Economía Azul que marcan las diferencias entre ambas y que por tanto desde nuestra óptica suponen estrategias diferentes para la superación de las actuales crisis.

Economía Verde VS Economía Azul (1) El origen

El concepto de Economía Verde parte de las propuestas de la ONU que llevaron a la celebración de las Conferencias Mundiales de Medio Ambiente (que este año llegan a RIO+20). Frente a la llamada Economía Negra, por estar fundamentada en el uso de combustibles fósiles, surge la Economía Verde para dar paso a otra economía basada en las energías renovables y el cierre de los ciclos de materia y energía en la naturaleza. Es fruto del concepto de Desarrollo Sostenible y por tanto en su seno alberga la coexistencia del actual modelo económico pero siendo más amable con los aspectos sociales, culturales o humanos y ambientales. Por tanto es la evolución del concepto acuñado hace ya más de cuarenta años por el Club de Roma que posteriormente dio lugar al conocido Informe Brundtland.

El concepto de Economía Azul es creado por Gunter Pauli, partiendo del concepto de Biomimesis, considera que en la naturaleza ya existen los ciclos de materia y energía y funcionan de una manera óptima por lo que la actividad humana lo que ha de hacer es usar los mismos, integrarse en ellos.

 Economía Verde VS Economía Azul (2) La institucionalidad

Uno de los elementos que considero clave como diferencia entre ambos es el que se refiere, o al menos así lo consideramos,  al rol que desempeña la institucionalidad dentro del mismo.

Así, en el caso de la Economía Verde hay un fuerte protagonismo de la institucionalidad y la participación de administraciones y otro tipo de instituciones se presenta como clave. Se plantea que han de ser estas, con el desarrollo de determinadas políticas y el apoyo a través de diferente recursos de las mismas las que potencien los cambios necesarios. Pero no queda aquí su papel, sino que juegan otro también el de la participación activa en el desarrollo de estas políticas, son por tanto protagonistas principales de las mismas. Por tanto, entiendo que da un valor determinante al liderazgo y lo que se viene a llamar la Gobernanza.

Sin embargo la Economía Azul deja el protagonismo a algo tan etéreo, voluble y efímero como puede ser la multitud, el CROWD tan en boga últimamente vinculado a procesos de transformación social. Se trata de que esa multitud, la gente, use su Inteligencia Colectiva para buscar soluciones que busquen facilitar la vida de la masa en general. En palabras de Gunter Pauli se trata de conseguir “make people healthy and happy, hacer a la gente saludable y feliz”, entendiendo aquí saludable como que vida dignamente y con acceso a los recursos necesarios para tal dignidad, lugar donde la sostenibilidad tiene un papel crucial, y la creatividad y la innovación son dos vías para llegar hasta ella.

Por tanto mientras que la Economía Verde sigue pensando que las instituciones y gobiernos pueden ser capaces de reconducir la situación y salir de la crisis en la que en buena parte nos han metido ellas, en la Economía Azul se parte de la idea de que la sociedad es capaz de organizarse, acuñar nuevas ideas y llevarlas a la práctica, tomar las riendas para reconducir la situación y no repetir los errores ya cometidos.

Economía Verde VS Economía Azul (3) Los objetivos

También aquí la diferencia es notable. En el caso de la Economía Verde las acciones se plantean dentro del marco actual, una sociedad con un modelo económico basado en el capitalismo y por tanto plantea que dentro de la lógica del mismo, son posibles reformas que hagan superar el bache y reconducirlo hacia una versión más amable, sostenible, igualitaria y justa, pero no plantea alternativas. Para la Economía Verde el objetivo es lograr el Desarrollo Sostenible que propugnaba el Informe de Club de Roma y posteriormente el Infome Bruntland que dieron lugar a las Conferencias Mundiales sobre Medio Ambiente de la ONU.

La Economía Azul plantea crear un nuevo marco. Parte de que los beneficios económicos no deben ser una variable determinante y pone por delante el bienestar de la sociedad y la solución de sus problemas. Por tanto a mi modo de verlo sin llegar a plantear una alternativa al capitalismo, sino más bien una vía de escapatoria a su crisis actual, si que altera algunas de las reglas de juego del mismo. Sin embargo sigue en la busqueda de una versión amable,  y no una versión alternativa, un nuevo modelo económico. Y esta es la “gran revolución” que plantea la Economía Azul y que a su vez puede que sea el gran impulso a su extensión.

Sea partiendo de una concepción u otra, siguiendo un modelo u otro, con unos protagonistas u otros, dentro de la Economía Verde o través de la Economía Azul, lo que si parece claro es que hay consenso, y cada vez más amplio y extendido, en torno a que la situación actual de crisis se extiende más allá de lo económico para ser ambiental, social, … en resumen, para ser una crisis de sistema, y que urgen reformas o cambios del mismo hacia nuevos modelos que serán los que nos permitan salir de esta y por tanto, tener futuro como sociedad y civilización. ¿Cuál creeis que predominará la Economía Verde, la Economía Azul o algo intermedio entre ambas?

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad (eventos, productos, servicios, organizaciones y territorios)

Blog de la empresa social SOSTENIBILIDAD A MEDIDA

RSC, sostenibilidad, empresa social, social enterprise

3 Comentarios

  1. Tenía entendido que la economía azul apostaba más por la tecnología y no había escuchado que se apartase del capitalismo. Olvidarse de primar el beneficio económico es la pieza clave, como conseguirlo de motu propio la principal dificultad. Y aprender a vivir con menos, cuanto menos mejor, el objetivo que debemos plantearnos.
    Gracias por el artículo.

    Responder
  2. […] los nueve meses que precisamente ahora cumple TE HAGO ECO publicando diferentes artículos, se ha huido de dar por absoluta cualquier afirmación y entender […]

    Responder
  3. Saludos.
    SALVEMOS AL MUNDO, ¡PERO DE VERDAD!
    La “economía verde” es un concepto interesante que solo puede brindar frutos siempre y cuando se lleve a los extremos que requiere la gravísima situación ambiental y social planteada a futuro.
    Los grandes males de nuestra “civilización”, a saber, guerras, hambrunas, explotación del hombre por el hombre y destrucción del ecosistema, son producto de la ignorancia del verdadero sentido de la existencia humana, el cual no es otro que la búsqueda del bienestar.
    Un futuro sostenible, y por ende venturoso, no es posible aplicando simples paliativos dentro de un sistema de cosas esencialmente malo.
    Es por ello que hacemos el presente llamado, exclusivo para aquellas personas ya convencidas de que el mundo va camino a su destrucción y que la única forma de detener la misma es darle un vuelco radical a la forma en que nuestras sociedades tratan a las personas y al medio ambiente.
    La idea consiste en diseñar un modelo de sociedad ideal realista y factible, representado por una ciudad sostenible y autosuficiente, la cual sería exhibida de manera tangible en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas y parques temáticos hasta llegar de ser posible a la consolidación de una ciudad-estado con todas sus atribuciones jurídicas, y a partir de allí, mediante una intensa campaña educativa, comenzar a proponer cambios en el orden mundial establecido hasta que se logre la instauración en todo el planeta de un estado de bienestar generalizado.
    Las bases conceptuales de esta propuesta, entre otras, son las siguientes: Uso prioritario de materiales y tecnologías de punta amistosos con el medio ambiente; limitación del crecimiento económico y poblacional; supresión de la manipulación proveniente de factores de poder económicos, religiosos y políticos; desaparición de toda forma de reverencia entre seres humanos; eliminación del dinero en efectivo; gratuidad total de la salud y la educación; verdadero respeto a las libertades; y democracia real.
    Si estás interesado en conocer el marco teórico y los detalles de esta iniciativa, y posiblemente participar en ella, quedas invitado a visitar el sitio web
    https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/
    Atentamente, César Emilio Valdivieso París

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE