Sostenibilidad y creatividad: ¿compatibles o antagonistas?

Te Hago Eco , sostenibilidad a medida

Sostenibilidad y creatividad son palabras Trending Topic en la actualidad, si bien a veces pareciera que ambas no suelen casar bien. Pese a que se trata de dos palabras de moda, no pretendemos tratar de seguirlas y forzar el usarlas, sino más bien analizar cómo se trata de dos tendencias que parecen confluir a la hora de plantear una nueva manera de hacer las cosas. ¿o no son tan nuevos los paradigmas que ambas plantean?

No parece que debamos entrar en la definición de ambos conceptos, pero usando una serie de ejemplos vamos a tratar de señalar de qué estamos hablando cuando hablamos de sostenibilidad y de creatividad.

Hablemos de Creatividad: ¿Cuáles son sus ingredientes?¿Cabe en ellos la sostenibilidad?

Pensemos en el acto de cocinar, al final se trata de preparar una serie de alimentos, siguiendo una mezcla de ingredientes, para que podamos ingerirlos. Ahora bien, tanto se considera cocinar el preparar cualquiera de los alimentos que nos sirven en un McDonalds como en uno de los prestigiosos restaurantes con estrellas Michelín.

¿Qué diferencias encontramos? Pues muchas, podríamos pensar que las habrá en la calidad de los alimentos que preparan, en los métodos empleados, y un largo etcétera, pero básica y fundamentalmente hay una, en el caso de McDonald está todo tan estandarizado que sabemos exactamente qué van a preparar, con que cantidad de ingredientes, como lo van a preparar, servir, etc. y cada vez que pidamos el mismo plato las diferencias van a ser inapreciables. Sin embargo en el restaurante podremos esperar cualquier cosa, detalles como la preparación, la introducción de nuevos ingredientes, una combinación nueva, una manera diferente de preparar un plato, en una palabra, será impredecible.

Se supone que la diferencia entre ambos es el producto de la Creatividad, que en un McDonald no hay cabida para la misma y todo está medido, controlado y estandarizado, y ese es uno de sus principales valores, la uniformidad y la ausencia de sorpresas; mientras que en un restaurante con estrella Michelín es precisamente el componente de novedad, de no poder volver a repetir un plato exactamente igual, lo que le proporciona valor, la imprevisibilidad del plato que nos van a servir.

Por tanto entra en juego el factor humano, la capacidad para improvisar, para salirse de lo habitual, para introducir cambios y probar. Eso es la creatividad, buscar alternativas diferentes para hacer las cosas de siempre.

Y ahora de Sostenibilidad. ¿De qué se compone?

Si trasladamos el mismo ejemplo pero ahora lo enfocamos desde la perspectiva de la sostenibilidad, aquí entrarían en juego elementos como los procesos seguidos para la preparación de alimentos, el propio proceso de producción de los ingredientes empleados, las  condiciones laborales de los empleados, las medidas de prevención y manejo de los impactos ambientales derivados del funcionamiento del restaurante, tales como consumo energético o de agua, gestión de residuos, minimización en el empleo de materias primas, y numerosos aspectos más.

A priori ambos parten de la misma base y por tanto no se puede dar por hecho que una sea más sostenible que otra solo por prejuicio. Es necesario analizar en detalle todos esos factores. Y nuevamente vemos que entra en juego un factor humano, la voluntad de hacer las cosas de otra manera, de buscar alimentos que tengan un valor añadido debido a que han sido producidos de una forma menos consumidora de agua o de productos fitosanitarios, o en una zona próxima para reducir las emisiones de gases efecto invernadero derivadas de su transporte. La diferencia estará en el hecho de que se trata de usar procesos de cocinado que gasten menor cantidad de energía, o platos, vasos y cubiertos que no sean de un solo uso, facilitando su lavado y reduciendo así la cantidad de residuos generados.

Podría parecer ahora que la sofisticación del restaurante Michelin superaría en sostenibilidad al McDonald’s, sin embargo no tiene por qué ser así, de igual manera que posiblemente un buen potaje tradicional elaborado en una posada rural si que supere a ambos ejemplos de largo en cuanto a empleo de productos de proximidad, conexión con tradiciones culturales o procedimientos de preparación más artesanos y menos contaminantes.

Entonces … ¿sostenibilidad o creatividad?

Pués ni mucho menos son incompatibles, al contrario, con frecuencia se ha entendido la sostenibilidad como la necesidad de sofisticados sistemas de gestión, de soluciones tecnológicas avanzadas y de una rigidez en el cumplimiento de normativas que ni de lejos se acerca a la realidad. Y sin embargo cada día más los retos que plantea la sostenibilidad a las organizaciones pasan por adoptar soluciones a la medida de las mismas, no son validos patrones universales ni todo se soluciona con el uso de la tecnología más avanzada. Al igual que los potajes tradicionales, los que aúnan sostenibilidad y creatividad, se requiere un conocimiento del entorno y la comunidad, grandes dosis de creatividad para combinar las diferentes soluciones existentes

Y de la misma manera a veces se asocia la creatividad con la despreocupación por los resultados, el derroche y hasta el lujo, con la ausencia de códigos o normas y por guiarse por la intuición a la hora de crear algo. Y aun así es posible usar esa actitud, la de la ausencia de rigidez en nuestros planteamientos, la en pos de la búsqueda de soluciones más acordes a nuestros objetivos, que bien podrían estar asociados a la sostenibilidad.

Por tanto, lejos de concluir que sean antagónicos, representan dos maneras de hacer las cosas, dos paradigmas, pero que no son excluyentes, sino que al contrario, son dos ingredientes para una misma receta, la creatividad y la sostenibilidad suman entre sí. Si bien la Creatividad es una postura ante el ahora, que nos lleva a no usar recetas pre-establecidas y a guiarse por lo que demanda cada momento y nuestras sensaciones, en tanto que Sostenibilidad se fija más en el futuro, en seguir una cierta línea para lograr resultados más adelante.

¿Qué opinais? Por nuestra parte, pensamos que la creatividad es un ingrediente básico para aportar valor a la sostenibilidad.

@tehagoeco

Blog de la empresa social SOSTENIBILIDAD A MEDIDA

Logotipo Sostenibilidad a Medida

1 Comentario

  1. […] sinergias entre ambos. (#Sostenibilidad y #creatividad. ¿Compatibles o antagonistas?See on http://www.tehagoeco.com Share this:CompartirFacebookTwitterCorreo electrónicoImprimirMe gusta:Me gustaSe el primero en […]

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE