¿Por qué debería interesar la huella hídrica a la agricultura de Almería?

Sostenibilidad a Medida - Sostenibilidad para eventos

A lo largo de varias semanas en Te Hago Eco analizamos el que posiblemente es el indicador referente a sostenibilidad mas extendido, la Huella de Carbono, desde el enfoque de la agricultura intensiva de Almería, dado que nos resulta un excelente referente de la estrategia de sostenibilidad en el sector al que poco a poco el mismo va prestando cada vez mas atención.

Sin embargo, poco a poco otro indicador, la Huella Hídrica, parece afianzarse como determinante para dicha estrategia de sostenibilidad en la agricultura intensiva de Almería, aunque sirviendo además para realizar una mejora de la gestión, por lo que augurando un aumento de su uso, queremos detenernos en algunos aspectos positivos que puede aportar este indicador.

La Huella Hídrica como indicador de Gestión

A diferencia de la Huella de Carbono, en cuya reducción tienen una influencia importante aspectos externos a la actividad de una empresa, actividad o sector, y que por tanto no puede ser controlada totalmente, en el caso de la Huella Hídrica el control de la misma si recae en la práctica totalidad en manos de una organización, sector o territorio (según el ámbito de referencia para el que se quiera calcular) por tanto, es un excelente indicador de la gestión de los recursos hídricos en el mismo.

En esencia, lo que señala es la adecuada gestión de los recursos hídricos que hace una organización o territorio, de donde los extrae, cómo los almacena y lo más importante, qué cantidad requiere para su actividad y con qué calidad quedan una vez empleados. Por tanto, si nos referimos a la agricultura intensiva bajo plástico de Almería, donde el agua ha sido y es un factor determinante, contar con un indicador que ayude a conocer si se está haciendo una gestión optima en relación a su uso, tanto en cantidad como en calidad, debería ser un elemento clave a la hora de abordar la sostenibilidad en esta actividad.

La Huella Hídrica desde la óptica de la vulnerabilidad

Y es que contar con un indicador relativo a la gestión de un recurso clave para una actividad ayuda a anticiparse a escenarios en los que dicho recurso pueda ser mas escaso. De ahí que la agricultura mire a la Huella Hídrica no ya como su referente en materia de gestión para la sostenibilidad, sino también como un indicador capaz de anticipar situaciones críticas. Conocer la cantidad de agua necesaria para que todo el proceso productivo funcione óptimamente y se pueda producir una tonelada de Tomate ayuda también a que, ante escenarios en los que no haya tal disponibilidad, poder tomar anticipadamente medidas que eviten llegar a una situación crítica, de ahí que sirva como indicador de vulnerabilidad, máxime cuando fenómenos como el Cambio Climático están haciendo que sea mucho más impredecible el ciclo hidrológico y la disponibilidad de reservas de agua. Algo igualmente extrapolable a otros cambios en el entorno que puedan incidir en la distribución del recurso agua, o llevándolo a cuestiones económicas, al coste de los recursos hídricos y su influencia en el coste final del producto.

Goteos

La Huella Hídrica es clave para el cambio de modelo hacia la sostenibilidad

Uno de los ejes de la sostenibilidad bien entendida, especialmente en lo relativo al consumo de recursos, y pasar de una óptica centrada en la oferta a otra centrada en la gestión de la demanda. Y en el caso de los recursos hídricos este cambio está más que sostenido por iniciativas como la Nueva Cultura del Agua. Se trata de dejar de cultivar de acuerdo a la cantidad de agua disponible, como si el 100% de la misma lo fuera, para pasar a asumir de una vez que se trata de un recurso limitado, escaso y sobre todo que se va degradando, por lo que es clave reducir su consumo y limitar la demanda del mismo. Por tanto la Huella Hídrica es un indicador idóneo para este cambio de enfoque puesto que permite identificar áreas de mejora para optimizar la demanda de agua en torno a la actividad agrícola.

La Huella Hídrica y su vínculo con el territorio

Un cuarto aspecto a tener en cuenta es que con frecuencia la medición de estos indicadores (o huellas) busca, además de trabajar en su minimización o reducción, el desarrollo de acciones de compensación. Es algo muy habitual en la Huella de Carbono, de hecho la conocida Gira Sostenible de Niños Mutantes persigue ese objetivo de neutralizar las emisiones GEI generadas, aunque está derivando en el hecho de que se dejen de lado las medidas de prevención y reducción para centrarlo todo en la compensación.

Por otro lado, dicha compensación no siempre se está realizando de una forma que genere vínculos con la actividad que desarrollamos, ni siquiera con el territorio en el que se hace. Y es que si la mencionada Gira Sostenible buscaba compensar sus emisiones interviniendo en una zona vinculada por muchas razones a Niños Mutantes (al igual que lo ha hecho Startup Weekend Málaga recientemente para ser el primer evento mundial Startup Weekend neutro en emisiones de CO2) en otras ocasiones vemos como eventos celebrados en Madrid buscan proyectos en selvas tropicales de la Amazonía o Indonesia para hacerlo,  diluyendo así los vínculos con el territorio y quedando más del lado de las acciones de greenwashing que como verdaderos compromisos con la sostenibilidad.

Sin embargo, en el caso de la Huella Hídrica la compensación se ha de hacer dentro de la misma cuenca hidrológica donde se produce, por lo que existe un vínculo muy cercano con el territorio, algo que en el caso de la agricultura intensiva de Almería supone tener que desarrollar proyectos dirigidos a la recarga de acuíferos, al uso de aguas residuales depuradas o la intervención en zonas húmedas para mejorar su conservación o la calidad de sus aguas próximos a las zonas de cultivo. Se crea así un vinculo con el territorio cercano y la vinculación causa – efecto (que deben regir los compromisos de sostenibilidad) quedan mucho mas patentes. Por tanto, se trata de un indicador de gestión que ademas podría contribuir al desarrollo de proyectos de mejora del entorno cercano.

Queríamos iniciar el debate en torno a la Huella Hídrica en la agricultura intensiva de Almería y creemos que estas cuatro ideas ya permiten abordarlo ¿pensáis que se trata de un indicador que alcanzará la importancia que apuntamos o no dejará de ser una referencia concreta usada por unos pocos productos o empresas?

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad

Blog corporativo de Sostenibilidad a Medida, empresa social de constructoría de sostenibilidad

sostenibilidad a medida, sostenibilidad,

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE