Mercaderes de la huella de carbono

huella de carbono andalucía, sostenibilidad a medida

Crear un mercado de una mercancía prácticamente virtual como son las emisiones de gases de efecto invernadero ¿qué podría salir mal?

Pues que se trata de un terreno propicio para ciertos tipos de fraude  y justamente es lo que ha pasado. La Fiscalía Anticorrupción ha denunciado el fraude masivo de varias empresas a cuenta de la compra de derechos de emisión de CO2, una operación en la que incluso participaron brokers, si, como en la bolsa. Pero … no hablábamos de cambio climático.

El gran perjudicado … el cambio climático

Tal y como señala la noticia, “la Unión Europea creó en 2008 el mercado de derechos de emisión. Grandes centrales eléctricas, cementeras, azulejeras… tenían un cupo para emitir CO2, principal gas responsable del efecto invernadero. Las más eficientes podían vender y quien necesitara emitir podía comprar. Eso creó un mercado virtual, con su bolsa y su especulación… y su fraude. Pronto grandes grupos organizados en toda Europa descubrieron que era perfecto para organizar un fraude típico del IVA: el carrusel.

Como vemos, poco o nada transciende no ya de estas tramas, sino en general de ese mercado de derechos de emisión en lo relativo a su capacidad para contribuir a mitigar el fenómeno del cambio climático. Entonces ¿qué finalidad tiene este instrumento? A efectos ambientales o de sostenibilidad, poca o ninguna.

Lo relevante también son las cifras, que estiman en 111 millones de euros la cantidad defraudada, si de por sí parece alta, pensemos que supone cuatro veces la cantidad recogida en los Presupuestos Generales del Estado para 2017 para dotar el Programa 456M. Actuaciones para la prevención de la contaminación y el cambio climático, precisamente las actuaciones del gobierno para cumplir con el Acuerdo de París en materia de cambio climático (que por otro lado, han sufrido un recorte de casi el 50% en este último año).

Ejemplos sostenibilidad para startups

Ahondando en el greenwashing

Y es que si de por sí un instrumento como el mercado de derechos de emisión es proclive a favorecer el greenwashing, puesto que no se trata de adoptar medidas reales de reducción de los Gases de Efecto Invernadero derivados de una actividad, sino de facilitar que se recurra a la compra de los derechos de emisión de los mismos, es decir: pagar por contaminar. Retorno a la bula papal.

Por no entrar en cuestiones éticas, ya que tampoco podemos hablar de transparencia en torno a cómo se fija el precio de carbono y la disparidad en los mismos, no ya entre regiones y países, sino en sus oscilaciones ¿tanto cambia la percepción de importancia del fenómeno del cambio climático como para que haya tanta fluctuación? ¿o de nuevo estamos ante puras maniobras de especulación? Sin ir mas lejos, estos son los datos sobre Carbon Pricing que publica el Banco Mundial para 2017.  Y de nuevo se echa en falta una valoración del impacto real de estos instrumentos para reducir o mitigar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero ¿tan poco interesa?.

De regreso a España, otra duda que nos surge es cuales serán las empresas que hayan acudido a esta compra de emisiones que ha resultado fraudulenta y de qué forma habrán actuado una vez conocido el fraude. Teniendo en cuenta el tipo de actividades y empresas que pueden acudir a estos mercados de derechos de emisión para compensar su Huella de Carbono, seguro que mas de una empresa relacionada ha elaborado su pertinente Memoria Anual de Sostenibilidad, incluso siguiendo estándares internacionales como Global Reporting Initiative o figurando en índices de referencia como Dow Jones Sustainability Indices ¿habrán sido transparentes al reflejar esta información? ¿tendrá la misma hueco en los apartados de ética, prevención de la corrupción o buen gobierno? Apostamos que NO.

Por eso cada vez cuentan con menos credibilidad este tipo de herramientas e iniciativas. Porque se han quedado con la parte de marketing pero nunca han abordado de manera real la parte del impacto social y ambiental generado a partir de ellas, la verdadera transformación buscada por las empresas, el reflejo en forma de resultados de un propósito firme y claro en pos de la sostenibilidad. Ante eso, puede que acciones con una repercusión mínima, pero creadas de manera honesta, transparentes y con un propósito firme: contagiar el compromiso con la sostenibilidad desde el ejemplo, sean mucho mas efectivas. Vayámonos al registro de Huella de Carbono del Ministerio de Medio Ambiente, ahí están estas iniciativas.

¿En serio es Trump el mayor enemigo de las iniciativas que pretenden frenar el cambio climático? Nos parece que lleva años contando con muchos pequeños aliados.

@tehagoeco

Creamos y hablamos de sostenibilidad

Blog de la empresa social SOSTENIBILIDAD A MEDIDA

 

1 Comentario

  1. […] Mercaderes de la huella de carbono […]

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE